25 junio 2020 Miguel Plaza Nieto

Si eres el propietario de un sitio web, seguramente estarás interesado en que las páginas del mismo aparezcan entre los primeros puestos de los resultados ofrecidos por los motores de búsqueda para determinadas palabras clave introducidas por el usuario. Pues bien, una de las opciones más destacadas que debes valorar como táctica de cara a conseguir este objetivo es el procedimiento conocido como linkbuilding.

Cuando hablamos de linkbuilding nos estamos refiriendo a uno de los métodos de posicionamiento en buscadores más efectivos y utilizados dentro del SEO Off Page. Como el término anglosajón indica, esta técnica consiste en una estrategia basada en la construcción de enlaces que tengan el sitio web que se desee y sus diferentes páginas como destinatarios, con el objetivo de incrementar en la medida de lo posible el tráfico cualificado.

Linkbuilding vs Linkbaiting

A pesar de que estos dos términos suenan parecido, resulta fundamental distinguirlos, puesto que existe diferencia entre linkbuilding y linkbaiting. Es más, se trata de dos modelos de optimización del posicionamiento en motores de búsqueda totalmente complementarios que, utilizándolos conjuntamente, pueden permitirnos alcanzar los resultados esperados en menos tiempo del que tardaremos si únicamente empleamos uno de ellos.

El linkbuilding o construcción de enlaces es un proceso artificial cuyo éxito radica en hacerlos pasar por naturales sin que el algoritmo de Google perciba el ‘engaño’. Al fin y al cabo, por muy naturales que parezcan, nosotros seremos los creadores, directa o indirectamente, de los enlaces fabricados con este sistema.

Sin embargo, el linkbaiting es una técnica que ofrece como resultado enlaces completamente naturales, dado que nuestra acción se limitará a poner como cebo contenidos que destaquen, bien por su calidad, bien por su potencial viralidad, para que sean otros los que enlacen a ellos.

Factores clave en una estrategia de Linkbuilding

En este post nos centraremos en el linkbuilding, concretamente en el repaso de algunos de los aspectos que no podemos pasar por alto si queremos hacer ver al mencionado algoritmo de Google (únicamente tendremos en cuenta este motor de búsqueda puesto que los demás no son relevantes en cuanto a porcentaje de uso en España) que los backlinks o enlaces que reciben las páginas de nuestro sitio web son aparentemente naturales. De lo contrario, este nos penalizará severamente eliminándonos, definitiva o temporalmente, de su ranking de búsquedas.

Autoridad de Página y Autoridad de dominio

Entendemos por autoridad la calificación que le otorga Google a las diferentes páginas web en función de su credibilidad y de la utilidad que tienen para los usuarios. Algunas de las principales herramientas que facilitan los resultados de esta medición son SEMrush, Moz o Ahrefs.

Dentro de este apartado resulta básico saber distinguir entre dos métricas:

  • Autoridad de página (Page Authority): indica la calidad de cada una de las páginas de un sitio web.
  • Autoridad de dominio (Domain Authority): muestra la calidad en conjunto de un sitio web, calculándola a partir de la autoridad conferida a cada una de las páginas que lo forman y, por ende, de los enlaces entrantes.

En relación a estos conceptos, es necesario conocer que la autoridad de nuestro sitio web se verá beneficiada de forma más sustancial si recibe un enlace de muchos dominios diferentes antes que una gran cantidad de ellos procedentes de páginas que pertenezcan al mismo dominio.

Asimismo, resulta conveniente que no todos los enlaces recibidos sean de fuentes con una elevada autoridad, puesto que eso haría sospechar a Google que nuestro sitio web no funciona con naturalidad. Así pues, lo mejor es introducir también enlaces de relleno que sean de baja calidad para despistar, aunque estos no deben superar en número a los de calidad contrastada.

Control de la periodicidad y la cantidad

Otro punto que se debe tener en cuenta es la frecuencia con la que se reciben nuevos enlaces o backlinks. Para buscar la manida naturalidad es bueno que la cantidad de enlaces recibidos fluctúe dentro de unos márgenes coherentes, tanto en cantidad como en fechas, dado que las dos situaciones extremas resultarían de lo más extraño; ya fuera que se recibiesen muchos enlaces de golpe y luego durante un largo periodo de tiempo ninguno, o que todos los días se generara el mismo número de links hacia nuestro sitio web.

Variedad de Anchor texts

Al hacer referencia a los anchor texts o textos ancla, aludimos al fragmento de texto visible (sea una o varias palabras) en el que se inserta el enlace o link. Aunque nuestra intención sea la de optimizar el posicionamiento para una palabra clave, no podemos abusar de ella en los textos ancla porque no sería natural.

Lo más lógico es que en los anchor texts sobresalgan los términos referentes a la marca a la que pertenece nuestro sitio web, utilizando en menor medida la palabra clave, algunos sinónimos de esta y vocablos relacionados con ella. Además, completaremos el texto relativo a los enlaces con algunas palabras genéricas. De este modo, estaremos transmitiendo, en conjunto, un funcionamiento normal.

Proporción entre enlaces dofollow y nofollow

Por último, será fundamental tener clara la diferencia entre enlaces dofollow y nofollow, dado que el uso de una estratégica proporción de ambos será otra arma que podremos utilizar en nuestro favor.

  • Los enlaces dofollow son los que permiten al robot de Google rastrear el link desde la página de origen hasta la de destino. Su principal ventaja o desventaja, depende de si se trata o no de una web de calidad, ya que la autoridad se transmite entre ambas páginas (mecanismo conocido como link juice).
  • Al contrario, los enlaces nofollow son aquellos en los que se le dice expresamente a Google que no averigüe adónde llevan. Por lo tanto, no se traspasa autoridad entre páginas web.

Lo más adecuado por ser lo que ofrece resultados más naturales es mantener una proporción de aproximadamente dos tercios de enlaces entrantes dofollow frente a un tercio nofollow.

En conclusión, las acciones de linkbuilding las tenemos que considerar como una de las partes más importantes dentro de la estrategia SEO de nuestro proyecto y trabajarlo con cierto mimo y sin abusar.

Muchas gracias por leer el post, cualquier duda podéis dejarme un mensaje y lo antenderé en la mayor brevedad posible, nos vemos en las SERPs. See you!!